Teoría Polivagal y el sentirse seguro con otro ser humano

¿Has sentido alguna vez  que sólo tu perro o tu gato te comprendían?

¿Has tenido pacientes que dicen que sólo se sienten bien cuando abrazan a su mascota, o a su hijo pequeño, y eso no ocurre cuando abrazan a otro adulto?

¿Eres de los que piensan que las terapias corporales no tienen una base teórica detrás?

Te presento a Belén Yago. Ella es psicóloga y psicoterapeuta corporal con consulta privada en Sevilla. Facilitadora de TRE tension & trauma releasing exercises.

Trabaja con las personas para que recuerden cómo encontrarse y sentirse mejor.  Como miembro asesor de la comisión del FUNCOP , fundación para la formación y práctica  de la psicología, del Colegio Oficial de Psicología de Andalucia Occidental participa en  aproximar  las necesidades de los profesionales del mundo de la Cooperación  y de la población multicultural a la Psicología.

 

Además de todo eso, es mi amiga y mi compañera de consulta 😉

Y en nuestros almuerzos y cafés, continuamente charlamos de cómo nos gustaría que la terapia psico-corporal tuviera un sustento científico como lo puede tener el enfoque cognitivo-conductual.

Como te he dicho ella está formada en T.R.E  y en su formación le han hecho mucho hincapié en la teoría polivagal y cómo el Dr. Porges  y su mujer, Sue Carter Porges , están abordando su trabajo y confluyendo en una forma de explicar y dar rigurosidad al trabajo de tantos terapeutas corporales.

Te dejo con Belén.

“El poder reparador de sentirse seguro con otro ser humano”

teoría polivagal

La teoría polivagal nos acerca al trauma desde un enfoque positivo y revelador, confirmando como el trabajo psicocorporal en relación con otro ser humano (igual que diada madre e hijo por ejemplo)es el camino para salir del trauma.

Según Porges y tras coordinar sus investigaciones con Sue Carter, la científica que descubrió la relación de la oxitocina y el compromiso social mamífero, nos enseña cómo la ciencia de la relación de ayuda reside en nuestra naturaleza mamífera.

La teoría polivagal explica cómo utilizamos a los demás para sentirnos a salvo.

Las investigaciones del Dr. Porges se iniciaron en sus observaciones en un hospital de neonatos, y cómo sus constantes vitales se calmaban en el contacto con su figura de cuido.

Para trabajar como terapeutas es imprescindible no defenderse (inconscientemente) de nuestros clientes. Pues nuestros sistemas nerviosos se comunican y dialogan más allá de la conciencia. Porges lo llama neurocepción.

Explica cómo funcionamos biológicamente y como nuestro sistema nervioso es el que facilita la reparación de nuestros clientes.

Y para comprender más a las respuestas del estrés,  Porges cambia el paradigma y va mas allá de la lucha y huida  (como mecanismos defensivos) y nos descubre la congelación o base de la disociación, como otra forma más que usamos los mamíferos para defendernos.

Si quieres conocer más de la teoría polivagal puedes consultar a continuación:

  1. – Teoría Polivagal, implicaciones en el trauma
  2. – Guía de bolsillo de la Teoría Polivagal

Charlando sobre la Teoría Polivagal y el sentirse seguro con otro ser humano.

Aquí tienes un esquema de la entrevista por si tienes poco tiempo y sólo quieres ver alguna parte:

  • 0:38 Belén, ¿Cuéntanos en que estás trabajando actualmente, que estás haciendo actualmente y que es lo que te interesa más?.
  • 1:35 ¿ Crees tú que la Teoría Polivagal nos va a quitar de ese “yugo”, como no seamos cognitivos conductuales, no somos científicos, los psicólogos?.
  • 1:51 ¿Qué es la Teoría Polivagal?
  • 2:08 ¿Quién comenzó la Tª Polivagal?
  • 3:00 ¿Qué es lo que observaba el Dr Porges exactamente en los neonatos?
  • 4:24 ¿Cuál es la tercera respuesta que descubrió el Dr Porges?
  • 6:40 El caso clínico que te cuento, ¿puede tener alguna explicación con la Teoría Polivagal?
  • 10:19 ¿Tú consideras que lo que pasó con mi paciente, es un error terapéutico o que es la forma de ayudar, de sanar ese trauma?
  • 15:34 ¿En que medida la Tª Polivagal nos hace de sustento científico a todas las terapias corporales?¿Crees que la Tª Polivagal nos dá un respaldo?

¿Cuál es tu opinión? ¿Has trabajado con el cuerpo alguna vez en terapia? Cuéntanos tu experiencia o déjanos tus dudas. El blog se alimenta de tus comentarios 😉

5 Técnicas bioenergéticas para dar apoyo emocional

No sé si conoces el libro de Boris Cyrulnik “El amor que nos cura”  (si no, no dudes en hacerte con él pronto)Cuenta cómo hay personas que pueden salir de situaciones realmente traumáticas a través del amor. Dice:

El amor, de entre todas las experiencias afectivas, sería fundacional para reconstruirnos. A través del “otro” es posible superar el trauma.

Como terapeuta (y en general en mi vida) cada vez estoy simplificando más. Y el amor, simplifica.

Me recuerdo como antes necesitaba de muchas técnicas, teorías, estrategias… necesitaba comprenderlo todo, buscaba argumentos complejos…

Pero hoy me doy cuenta que en esta sociedad en la que tenemos de todo, lo que necesitamos precisamente es “poca cosa”…

Nuestros niños crecen con miles de actividades extraescolares, millones de regalos, muchos momentos protagonistas (cumpleaños, fiestas…) y sin embargo crecen (muchos de ellos) sin un adulto que los ame locamente y que tenga tiempo, energía, vitalidad para apoyarlo, para andar a su ritmo...

Y nuestros clientes-pacientes les ocurre igual que a nuestros niños.

Sólo necesitan a alguien que pueda apoyarlos y amarlos (locamente).

Vivencias de desprotección y desamparo

Todos conocemos de situaciones realmente dolorosas y aberrantes. Situaciones de malos tratos o de abandonos realmente crueles.

Todas esas situaciones son claras, cualquiera que las escuche podrá decir que ese adulto vivió de bebé o niño una vivencia de desprotección y desamparo.

Pero ¿y qué pasa con todos esos otros que sienten que su vida de adultos no tiene sentido y sin embargo recuerdan una infancia “feliz”?

La vivencia de “lo traumático” también puede estar compuesta de muchas micro-situaciones de desamparo que siempre pasan inadvertidas:

  • Bebés separados de sus madres a los 4 meses porque éstas tienen que ir a trabajar
  • Madres estresadas por el cúmulo de trabajo, labores de casa, varios hijos…que no tienen tiempo para escuchar a sus hijos.
  • Padres que trabajan mañana y tarde y le dan el beso de buenas noches y de buenos días estando dormidos los hijos
  • Niños pequeños que pasan solos las tardes en su casa porque todos los mayores están trabajando
  • Madres/padres asustadas o enfadados por sus propios pasados
  • Niños 8-10 horas en centros educativos…

El ser humano es el mamífero que más indefenso nace. Necesitamos de los demás para terminar de crecer, de llegar a nuestro potencial.

Un adulto llega a sentirse “seguro” cuando de niño ha sido sostenido y apoyado muchísimas veces, y de una forma amorosa.

Falso self: superwoman o superman

Cuando eso no ocurre, es decir ese niño no ha recibido suficiente apoyo amoroso se convierte en un adolescente inseguro que tiene que sobrevivir.

Ahora se dice muchas veces de nuestros adolescentes “míralo, yo no sé qué se cree este niño…es inaguantable”

Cualquiera de los niños que he descrito antes en las situaciones de “micro-desamparos”, debe hacer un esfuerzo descomunal por hacerse el valiente, el fuerte, el “yo puedo solo”… por lo que lo más normal es que se vuelva un adolescente prepotente, sin límites, con la desvergüenza que da el “no tengo nada que perder”.

Y sí, es verdad, se vuelven “odiosos”, pero de nuevo lo que buscan desesperadamente es que alguien les de el apoyo y la seguridad que nadie les dio hasta el momento.

Si siguen sin encontrar ese apoyo, se construye lo que los psicólogos llamamos desde Freud, “el falso self”.

Es decir, una capa de protección que los vuelve invisibles, o muy graciosos, o extremadamente colaboradores, o problemáticos…

Es como si olvidaran su vacío interior y se convirtieran en súper-héroes salvadores de ellos mismos.

Y así pueden convertirse fácilmente en los adultos que después llegan a nuestras consultas: gente normal, que tras algún fracaso amoroso, laboral…se vienen abajo y no encuentran las herramientas para superar su duelo y salir “adelante”.

técnicas bioenergéticas para dar apoyoEl cuerpo a cuerpo

¿Por qué para mi el cuerpo a cuerpo es lo que ayuda a construir la seguridad y confianza interior?

Boris Cyrulnik, el autor que os nombré al principio, cuenta que se han observado a macacos en su interacción social. Había una macaco que había sido privada en su infancia del contacto, cuando llegaron las hormonas sexuales (adolescencia del macaco), ésta se sentía atraída por los macacos machos, pero cuando éstos se le acercaban, les mordía y echaba de su lado. Os suena, ¿verdad? 😉

No había aprendido la forma de tener interacción social, porque nadie la había tocado.

¿Cómo enseñamos entonces a amar a nuestros clientes (adultos a los que de niños seguramente fueron privados de un modo u otro, del contacto físico)? ´Sencillo, a través del cuerpo.

Enseñamos a sentirse seguros de sí mismos y en relación con los demás a nuestros clientes, a través del cuerpo a cuerpo.

Por eso, para mi, como analista bioenergética que soy, las técnicas psico-corporales son fundamentales para que mis clientes puedan sentir el apoyo psicológico y emocional imprescindible para que sus vidas cobren sentido, sean felices, y tengan los suficientes recursos para salir adelante en las diferentes situaciones conflictivas que todos tenemos en la vida.

5 Técnicas bioenergéticas para dar apoyo emocional

Aquí tienes un vídeo en el que intento explicarte 5 técnicas bioenergéticas o psicocorporales de apoyo emocional.

Si ya has leído todo el post, puedes saltarte la introducción y comenzar en el minuto 6.53 😉

Las 5 técnicas que verás son las siguientes:

1. Apoyo de la cabeza sobre cojín (minuto 6.54)

¿Para quién?

  • Personas muy mentales
  • Personas que vienen cargadas, contando algo “muy denso”
  • Cualquier paciente que se queje de dolor de cabeza
  • Alguien con gran pena, a punto de arrancar a llorar

2. Apoyo de cabeza para dejarse llevar (minuto 10.28)

¿Para quién?

  • Personas con mucho miedo
  • O con ansiedad
  • Quienes sienten desconfianza

3. Apoyo de espalda que da sostén al cuerpo entero (minuto 17.05)

¿Para quién?

  • Personas con mucha pena
  • O que necesitan contención
  • Quienes simplemente necesitan descansar, sí, sólo descansar sobre otra persona

4. Apoyo en las rodillas hasta auto-sostenerse (minuto 24.20)

¿Para quién?

  • Personas que necesitan un apoyo para tomar una decisión
  • Quienes se han tenido que hacer cargo de sí mismas antes de tiempo

5. Apoyo para estar erguido en la vida (minuto 28.04)

¿Para quién?

  • Quienes necesiten valor para tomar las riendas de su vida
  • También sirve para tomar conciencia de la postura desvitalizada en la vida

Si tienes cualquier duda sobre las técnicas, haz tu pregunta en los comentarios, o si tú usas otra técnica diferente, compártela, así aprendemos todos 🙂

Y si quieres seguir aprendiendo conmigo, pásate a leer toda la información de mi Curso Técnicas Psico-corporales para trabajar la Tristeza (pincha en el siguiente cuadro)

Trabajo con los sueños en psicoterapia

Este artículo en un homenaje a mi querido profesor Jean Marc Guillerme, quien más me ha enseñado de cómo es el trabajo con los sueños en el trabajo terapéutico desde el Análisis Bioenergético.

Jean Marc es international trainer del Instituto Internacional Análisis Bioenergético. Con formación y práctica psicoanalítica durante muchos años, fue después uno de los primeros analistas bioenergéticos europeos, corriente terapéutica en la que fue discípulo de Alexander Lowen, su fundador.

trabajo con los sueños

Es un hombre divertido y creativo. Está reconocido como uno de los mayores conocedores de la técnica de lectura corporal –que relaciona el cuerpo y el carácter– y, sobre todo, es un apasionado de cómo los sueños y el cuerpo del soñador interactúan, pasión que le hace dar un enfoque inusual tanto al trabajo con los sueños como al proceso terapéutico total.

A él no le gustan las nuevas tecnologías, ni las redes sociales, ni las fotos, ni mucho menos los vídeos… por eso  no quise molestarlo para pedirle una entrevista para presentároslo. Pero, como hace poco tuve una nueva ocasión de estar con él en un taller en Barcelona, y quiero contarte mis vivencias con él.

Lo escrito a continuación son mis apuntes sobre lo que Jean Marc Guillerme cuenta sobre los sueños y cómo trabaja y relaciona el sueño con el cuerpo del paciente, y cómo éso es material más que suficiente para acompañar a su paciente a una nueva vitalidad e impulso para vivir con pasión.

Trabajo con los sueños en psicoterapia

¿Cómo unir los sueños y el cuerpo en psicoterapia?

Para Freud el sueño es el camino real para el abordaje, para entrar, para “domesticar” el inconsciente, el camino real para explorar las defensas caracteriales de los pacientes.

Para Lowen es el cuerpo el camino para acceder a las defensas caracteriales de los pacientes, y poder así abrir la libertad de movimiento, de expresión y de pensamiento.

Y para Jean Marc, el sueño es un objeto intermediario entre el terapeuta y el paciente. Tanto terapeuta como paciente pueden soñar el uno con el otro. Tiene, por tanto, la función de vínculo entre ambos.

Del mismo modo, el sueño es una creación del cuerpo, que se puede ver desde muchas perspectivas diferentes:

  1. Muchas veces el sueño habla del carácter de la persona. Por ejemplo, los sueños que impliquen volar, son típicamente narcisistas; los sueños que tienen que ver con caer, o con olas (poder del control), son de los caracteres rígidos; los relacionados con bombas, con invasión, son del carácter masoquista.
  2. El sueño también es la expresión de un deseo (ésta es la teoría de Freud): correr, salir del tunel..
  3. También es importante en contenido sexual de los sueños, no siempre de forma directa, también puede ser de manera velada.

En definitiva, para Jean Marc, el sueño casi siempre es la expresión de un movimiento.

Esto significa que no se puede tratar durante la sesión de una forma inmóvil (es decir, hablando sobre el sueño). Ésta sería la tradición psicoanalítica, sin embargo, según la experiencia de Jean Marc, y puesto que ha habido interpretaciones muy salvajes, que han llegado a hacer daño a los pacientes, no es suficiente.  La interpretación de los sueños reduce el material inconsciente del sueño.

Cuando la propuesta del terapeuta es de continuar el movimiento del sueño, de “practicar el sueño en el contexto terapéutico”. Esta forma, está basada en la tradición celta, que es un movimiento contrario al psicoanalítico, puesto que apuesta por realizar los sueños, los deseos.

Metodología para el trabajo con los sueños de Jean Marc Guillermine

Por los sueños tenemos que preguntar a nuestros pacientes desde el primer momento, desde la primera entrevista. Nos servirá para explorar:

  • Parte consciente: si tiene sueños, proyectos, futuro…
  • Parte inconsciente: inmovilidad, control, movimiento…

Y durante el proceso terapéutico, habrá ocasiones en que el paciente nos cuente sus sueños de forma espontánea, y otras, en las que tengamos de “mendigarle” un sueño. Es parte del intercambio en la relación terapéutica.

No soñar, por ejemplo, es un ejemplo de defensa al cambio del proceso terapéutico. Y, al contrario, soñar de más (ese paciente super-colaborador que trae muchos sueños todos los días) también es una forma de resistencia.

Primera parte: contar el sueño

La persona cuenta su sueño. Como terapeuta, tenemos que estar atentos a investigar sobre las dos fuentes que conforman el contenido del sueño:

  1. Lo que le ha pasado a la persona uno o dos días antes
  2. Un recuerdo, conflicto infantil

A la vez que escuchamos a la persona, es importante observar su cuerpo. Por eso, vamos a pedirle a nuestro paciente, que lo cuente de forma lenta, respirando y resintiendo. Y así, poder observar sus movimientos, su tono de voz.

Si no hemos podido captar su lenguaje corporal, podemos pedir que lo vuelva a contar, más lentamente, y de pie.

Segunda parte: la resonancia

Es fundamental que nos preguntemos “¿cómo este sueño me toca? ¿qué me hace sentir? ¿qué emoción está presente en mi cuando estoy escuchando el sueño: miedo, excitación, rabia, vergüenza…?”

A la vez tenemos que pensar, desde “la inteligencia del corazón, y del sexo”. Sin interpretar. Desde todo lo que sabemos de esa persona que tenemos delante: su pasado y su presente.

Un sueño hay que recibirlo como una “materia bruta”.

Tercera parte: investigar el sueño

Tenemos que preguntarnos cómo vamos a explorar ese sueño:

  • de una manera energética: cuál es el movimiento principal del sueño?
  • desde la transferencia y contratransferencia?

El trabajo con los sueños siempre tendrá un doble sentido: aumentar la carga de vitalidad de esa persona y explorar la energía del sueño.

Antes de comenzar a practicar con el sueño, está bien dejar un espacio a la asociación libre entre los elementos del sueño, de asociar sobre lo que provocó el sueño a nivel de la realidad o del pasado de la persona. Es tiempo de buscar, de investigar.

Algunas pistas a tener en cuenta en este momento son:

  • Todas las personas/personajes que aparecen en un sueño (desde las más queridas a las más odiadas) son partes de uno mismo
  • Una casa, un edificio, un barco, un coche… siempre es el propio cuerpo del soñador
  • Cuando aparece el agua, habla de fluir

Cuarta parte: representar los movimientos del sueño

Éste es el momento en que Jean Marc no explica con palabras cómo lo hace, si no que, simplemente, comienza a trabajar con los sueños de todos los participantes de sus talleres…

Algunos pueden decir que es un “arte”. La verdad es que él es un hombre de una gran sensibilidad, y mucha experiencia.

Como él mismo dice “he visto miles de cuerpos, he escuchado miles de sueños. No se puede enseñar cómo hacer poesía…se explica la métrica, se transmite el amor por la poesía, pero ahora… ¡no voy a escribir el poema por ti!”

Jean Marc me ha invitado muchas veces ante mis insistentes y “racionales” preguntas sobre los “cómo” a probar, a arriesgar, a investigar, a fluir, a amar…

“¿Por qué tienes tanto miedo a equivocarte, querida?” – me ha dicho muchísimas veces.

Así es mi maestro. 🙂

Ejemplos de trabajo con los sueños desde un enfoque bioenergético

Sueño 1

Veía un pavo real, las plumas eran muy bellas.

Eso se transforma en algo de madera, como muchas ventanas, y en cada una de esas ventanas, hay una escena erótica.

Al soñador, le parecía muy bello todo aquello. Le fascinaba.

La angustia le venía porque no se podía separar, se quedaba inmóvil teniendo un orgasmo, como si se orinara…hasta que parece que él mismo desaparece.

Jean Marc explica:

  • Hay dos movimientos: de excitación y de descarga. Que también se pueden leer como de atracción/repulsión.
  • La angustia: por una carga sexual agresiva (orina)

Después le pregunta al soñador:

  • ¿Qué sientes en tu cuerpo?

Tras escuchar lo que el soñador dice, él mientras resuena hasta que le propone:

  1. Sobre una colchoneta y de pie: “muéstrate como un pavo real“. El soñador se resiste, dice que siente vergüenza. Jean Marc se ríe y le dice con tono de broma (hay una relación de afecto ya entre el soñador y el terapeuta): “bag…venga, asúmelo, eres narcisista…jajaja…¿qué problema hay?… Muéstranos cómo eres un macho, muéstranos tu musculatura, tu hombríaTécnicas bioenergeticas
  2. Después lo anima a ir flexionando las piernas hasta caer sobre la colchoneta, de modo que queda tumbado boca abajo. Sus pies están apoyados sobre los dedos. Y Jean Marc lo anima varias veces: “deja salir tu vibración”, hasta que la vibración le circula por todo su cuerpo.
  3. Lo invita a darse la vuelta y ponerse boca arriba (continua tumbado). Le dice “deja tu vibración correr todo tu cuerpo, e imagina a todas las mujeres a las que amaste, y a todas aquellas a las que deseastes y con las que soñastes“.
  4. Termina la sesión con un soñador pletórico, rebosante de energía, y Jean Marc diciéndole “para ti es fundamental salir de la vergüenza para vivir con plenitud“.

 Sueño 2

Está con una pareja antigua. Hablan de que él tiene una nueva mujer, a la que le da besos. Suben a la planta superior del edificio donde estaban.

En una segunda parte del sueño. La soñadora va conduciendo su coche, y la adelanta la misma ex-pareja. Éste iba acompañado de dos mujeres. Frena brusco. Y él se acerca a su coche y le quita las gafas.

Jean Marc explica que es un sueño que refleja una gran riqueza de personalidad, porque combina el pasado (el ex) con el presente (está en una fase con su actual pareja de estancamiento). Es un sueño en continuo movimiento.

En el sueño se refleja el carácter rígido de la soñadora, donde hay una conflicto entre el deseo y la restricción.

Tras esa reflexión, le propone el siguiente trabajo:

  1. Arco inverso, con las manos apoyadas en el banco. Delante le coloca una colchoneta. Le dice “Déjate caer cuando quieras”.Técnicas bioenergeticas
  2. Cuando cae, lo hace boca abajo. Jean Marc le coge de las manos, estirándole brazos y hombros, puesto que la soñadora tiene una fuerte contracción en esa zona, así como en la zona lumbar (típica del carácter rígido). La invita a dar libertad a sus brazos, a su cuerpo… La soñadora comienza a moverse libremente por el colchón.
  3. Sigue tumbada en el colchón, ahora boca arriba. Jean Marc se coloca al lado, y la invita a empujarlo mano contra mano, mano contra pecho…para buscar cuál es la distancia adecuada para ella. La soñadora dice “Me gusta decidir cuanto de cerca o de lejos te pongo, me gusta jugar contigo”. La función aquí de Jean Marc es de seguir el cuerpo de su paciente, buscando un equilibrio entre movimiento-calma-presencia. La soñadora, cuando encontró la calma y la presencia de Jean Marc,

técnicas bioenergéticasSueño 3

Me rascaba intensamente los talones

Jean Marc explica cómo sorprende en el cuerpo de la soñadora una gran carga en la espalda. Sin embargo el sueño señala su parte inferior. Estamos por tanto, ante la noción psicoanalítica de “desplazamiento”: lo que pasa en una parte del cuerpo, se muestra en otra.

Su propuesta de trabajo:

  1. En el banco de bieonergética: se aprecia gran tensión en la garganta.  Jean Marc le pregunta “¿Cómo es tu sonido?”. La soñadora responde “ahogado, de cansancio”.
  2. Arco invertido, pero con apoyo en las caderas. La soñadora comienza a llorar.
  3. La invita a dejarse caer sobre el colchón. El terapeuta se coloca al lado, para dar un abrazo de espaldas. Le invita a dejar salir el sonido. Que es de un gran llanto de desesperación.Técnicas bioenergeticas
  4. Boca arriba, tumbada en el colchón. La soñadora dice “mi cabeza va a explotar”. Jean Marc coge su cabeza, y le propone golpear con sus pies en el colchón.
  5. Después, en la misma postura, presionando los pies sobre el colchón, levantando la pelvis. Así la vibración recorre todo el cuerpo, y la ayuda a sentir sin miedo su energía.
  6. Arco en el colchón, con sus manos coge sus tobillos, mientras arquea su pelvis hacia arriba. Importante: “deja salir el sonido“. Al después caer, consiguió favorecer el movimiento espontáneo de la pelvis junto con la respiración (reflejo del orgasmo). Jean Marc acompañaba el movimiento de suaves palabras como “Siéntete integrada, de los pies a la cabeza” “La libertad de las sensaciones, de respirar”

Sueño 4

Está en su casa y un hombre quiere entrar.

Es un sueño que se le repite cada vez que tiene un encuentro con Jean Marc. Pero con variantes.

Antes había una puerta con muchos cerrojos. En esta ocasión, era una casa con mucha luz y no hay puertas

Jean Marc comenta lo interesante que son los sueños con modificaciones y más cuando son tan significativas. Es un pronóstico bueno en el proceso terapéutico. Después le pregunta a la soñadora “¿Cómo asocias el sueño?“. La soñadora “Contigo”. Jean Marc le explica “la casa es tu cuerpo, la puerta, ¿dónde está?”. Ella señala la parte superior de su cuerpo. Él “eso es una defensa, porque la puerta natural de la mujer es su sexo, querida

También explica “En el sueño se ven las defensas para inmovilizarse y anular su cuerpo. Se trata de ver la posibilidad de que no esté estancada. Lo importante del movimiento es la relación entre la casa y la figura del hombre

Le pregunta después “¿Cómo sientes ahora tu cuerpo?“. Ella: “con tensión, con ganas de salir corriendo“. Él : “es la libertad

El trabajo que le propone:

  1. Se colocan mirándose en cada extremo de la sala. Primero la soñadora avanza hacia él, después al revés. Le hace indicaciones como “levanta la cabeza”, “muéstrate ante mi y ante el grupo”, “abre tu pecho”, “experimenta el movimiento para salir de la inmovilidad
  2. Tumbada en la colchoneta, pies juntos, rodillas flexionadas. Al ritmo de la respiración: coge aire, abre las rodillas, suelta aire, junta las rodillas. Mientras Jean Marc cuenta “la puerta de los cuentos árabes, el jardín, ése es el sexo, querida”, “deja que el aire entre por la boca y por el sexo”. La soñadora termina vibrando.Técnicas bioenergeticas
  3. Jean Marc se sitúa a la altura de su cabeza (sigue tumbada), y le coge las manos, estirándose sus brazos, ella tiembla aún más. Él le dice “la casa es de luz…el cuerpo es luminoso cuando está vibrante”

Conclusiones

En varias ocasiones he preguntado y debatido con Jean Marc sobre cómo ser una buena terapeuta, en qué fijarme, cómo hacerlo…en definitiva, intentaba pedirle un “manual”. Y él con su peculiar humor siempre me dio un toque cariñoso y me contestó “explora, atrévete, experimenta, sigue la poesía de los cuerpos”.

Los sueños que nuestros clientes traen a sesión es algo libre, que fluye en ellos, que nos cuenta de sus secretos, de sus movimientos internos. Por lo que el trabajo con los sueños en psicoterapia debe ser un baile entre los cuerpos del paciente y del terapeuta, donde el terapeuta sigue el ritmo (o “no ritmo”) de su paciente hasta conseguir una armonía en su cuerpo, que sus movimientos estén integrados.

Para mi Jean Marc es un modelo de cómo fluir libre con tu paciente. Y le estoy muy agradecida.

Desde aquí: “con amor y admiración, un abrazo fuerte, Jean Marc“.

¿Y tú? ¿Trabajas con los sueños de tus pacientes? ¿Cómo lo haces?

Lectura corporal: la clave para el éxito de un psicólogo con su paciente

¿Qué haces cuando tu paciente se instala en esa actitud defensiva que deja el proceso terapéutico paralizado?

Como ya sabes si me conoces, la formación que marcó mi quehacer diario como psicoterapeuta es el Análisis Bioenergético. En esta formación aprendí que la lectura corporal es la llave que me lleva a poder saltar el sistema defensivo de mis pacientes, y poder así ayudarlos a conseguir los objetivos que ellos mismos se marquen.

Alexander Lowen fue el creador del Análisis Bionergético, un enfoque revolucionario de la psicoterapia donde la información obtenida del cuerpo de los pacientes, como los patrones de tensión muscular, se usa como herramienta para el diagnóstico, y se emplean intervenciones físicas para propiciar cambios en el organismo y elevar la conciencia psicológica de los conflictos que se manifiestan somáticamente.

Texto extraído del prefacio del libro LA VOZ DEL CUERPO, de A. Lowen

¿Para qué sirve la lectura corporal?

Cuando estamos delante de un paciente, tenemos que saber dos cosas principalmente:

  1. Desmontar sus patrones defensivos, de resistencias. Para saber más puedes entrar en este artículo sobre los obstáculos de recuperación en psicoterapia
  2. Conseguir conocer su herida, su esencia, es decir, su drama vital.

Y el cuerpo nos cuenta siempre la esencia de una persona. Nunca miente, ni esconde. Por eso, para conseguir la clave del éxito de un psicólogo (o terapeuta) con su paciente es para mi la lectura corporal.

Por lo que a continuación, en los diferentes apartados, tienes información sobre la lectura corporal para que te ayude a comprender mejor la esencia de tus pacientes (me gusta más que “diagnosticar”) y puedas ayudarlos a salir del “atasco terapéutico”

Diferencias en la lectura corporal entre un cuerpo cuya energía vital ha sido “privada”, “suprimida” o “frustrada”

lectura corporal

Según afirma Lowen en su libro “El lenguaje del cuerpo“, durante el crecimiento y desarrollo de la estructura del yo, el niño está expuesto a tres tipos principales de trastorno: la privación, la supresión y la fustración.

A veces desarrolla solo uno, pero la mayoría de las veces, se tratará de una combinación de ellos. Pero es importante detectar cuál es el dominante en el carácter de la persona.

Un niño necesita recibir sustento, y en él va incluido el afecto. Dependiendo de cómo le llegue al niño esta energía (alimentos, amor…) se construirá una personalidad u otra:

  1. LA PRIVACIÓN: cuando estos afectos no se encuentran disponibles. El cuerpo de alguien en quien domina la privación (carácter oral, en bioenergética) es:
    1. Pecho deshinchado, se puede incluso apreciar una depresión en el esternón
    2. Vientre flácido y vacío al tacto
    3. Los movimientos de los brazos se experimentan con displacer
    4. Piernas débiles, parecen que no podrán sustentarse
    5. Pies débiles y con frecuencia con el empeine hundido
    6. Jaquecas, tensiones en el cuello y cabeza
    7. Sistema muscular poco desarrollado
  2. LA FRUSTRACIÓN: cuando el niño tiene alrededor de los 3 años, aumenta su necesidad de descarga, es decir, de expresar sus afectos, de jugar. Cuando hay una falta de “otra presencia” en la que poder “descargar”, se produce la frustración. El cuerpo de alguien en quien domina la frustración (carácter masoquista, en bioenergética) es:
    1. Cuello de toro: grueso y musculoso, no rígido
    2. Expresión facial de inocencia o ingenuidad: asombro, sonrisa bonachona
    3. Tendencia a comprimir el vientre y elevar la base de la pelvis
    4. Contracción de los empeines (pies)
    5. Carácter espástico de los músculos de las piernas y pies
  3. LA SUPRESIÓN: el niño se ve forzado a una posición pasiva, su voluntad es destruida. El cuerpo de alguien en quien domina la supresión (carácter rígido), en bioenergética) es:
    1. Apariencia cadavérica: piel tirante y seca
    2. Ojos asustados
    3. Boca apretada
    4. Hombros altos, derechos y muy rígidos
    5. Aspecto “huesudo” y “orgulloso”

Lectura corporal de un cuerpo tendente a la ansiedad (o sentirse usado)

Formas en las que el cuerpo tendente a la ansiedad, el estrés, se expresa:

  • Inmovilidad del pecho, al respirar la cavidad pectoral no se mueve
  • Rigidez corporal
  • Mandíbula dura e inflexible
  • Bloqueo en la garganta
  • Hombros tirantes, elevados y en ángulo recto (señal de responsabilidad prematura)
  • Espalda rígida

Lectura corporal de un cuerpo en el que la tristeza “manda”

Formas en las que el cuerpo expresa un estado depresivo:

  • Cabeza hacia delante
  • La mirada expresa una forma de necesidad “por favor, quiéreme”
  • Poca viveza en la mirada. Si se defiende, la mirada puede ser como “ofensiva
  • Boca cerrada, apretada
  • Tensión en la garganta
  • Nuca con fuerte tensión
  • Hundimiento de pecho
  • Pelvis hacia delante, como “apaleado”
  • Piernas tensas
  • Brazos y piernas caen a lo largo, sin energía
  • Tensión en las rodillas
  • Respiración reducida
  • Poca inflexión de voz, monótona
  • Motilidad reducida
  • Movimientos lentos, reducidos, cortos, con poca intensidad
  • Se cansa muy rápido
  • Al golpear sobre el colchón, poca respiración, brazos poco conectados, movimientos descoordinados
  • Poco equilibrio, miedo a caer (casi siempre hacia atrás, muestra la “angustia”)
  • Cuerpo lacio, sin tono muscular
  • Piel fría, pálida, suave
  • Mal olor corporal

Lectura corporal de un cuerpo gobernado por el miedo/terror

  • Hablan de su cuerpo como cualquiera lo haría de su coche, no tiene la sensación de que él sea su propio cuerpo
  • Aunque hay tensiones en los hombros, no hay rigidez
  • La cabeza sí está contraída y tensa
  • La cara tiene un aspecto como de máscara
  • Falta de expresión en los ojos, miran “a lo lejos” (falta de contacto con la realidad)
  • Brazos con fuerza, pero con incapacidad de golpear (ejercicio de expresión de rabia). En muchas ocasiones, parece como si los brazos no fueran de ese cuerpo.
  • Bloqueo en la zona lumbar, puede tener intensos dolores. Provoca una inmovilidad de la pelvis
  • Pies débiles, con articulaciones rígidas e inmóviles (principalmente en los tobillos)
  • Respiración abdominal
  • Costillas inferiores se proyectan hacia afuera
  • Olor agrio

Lectura corporal de un cuerpo desorganizado, donde reina el caos

  • Cuerpo por piezas
  • Cabeza hacia delante, como en desarmonía con el resto del cuerpo
  • Pliegues en el cuello
  • Ojos muy abiertos, como expectantes
  • Los brazos están como superpuestos (como si no fueran suyos), con falta de fuerza y energía
  • Pecho hinchado
  • Diafragma en tensión, incluso con dolor crónico
  • Piernas delgadas, también con poca fuerza y energía, principalmente de rodillas para abajo
  • Su respiración es principalmente torácica y superficial
  • Fuertes tensiones en la zona ocular, mandibular, cervical
  • Destaca la dificultad de coordinación que refleja en movimientos muy básicos (como respirar)
  • Se cansa con mucha facilidad en ejercicios de carga, su enraizamiento es precario

Te dejo con una pregunta, ¿qué sientes al mirar un cuerpo? ¿qué sientes a mirar TU cuerpo? Te espero en los comentarios 🙂

Y si quieres más información, pincha en el siguiente cuadro:

 

Formación y Supervisión de psicólogos en Psicoterapia Psico-corporal

 

CATR:  Aplicación de las teorías sobre el Carácter, el Apego y el Trauma Relacional.  Guía Rápida en Psicoterapia Corporal.

 

OBJETIVOS:

Formación y Aprendizaje.

Experimentar las técnicas terapéuticas propuestas.

Validación de resultados.

 

Se trata de un trabajo teórico-práctico que proporciona un método sistematizado y sumamente eficaz para la reparación del Daño de Apego y del Trauma del Desarrollo.

Esta metodología se ha seguido en los trabajos con pacientes durante años. Cuatro  profesionales, muy cercanos seniors ya llevan tiempo reflexionando, confrontando, verificando, depurando y viviendo las experiencias psico-corporales concretas que en esta guía se exponen.

Ahora el proyecto se encuentra en un momento de apertura hacia más participantes que deseen trabajar con él y aprender sus métodos y técnicas, y lo más interesante, poder experimentar y validar.

“la propuesta de CATR es llevar a la conciencia los modos de operar del cerebro, para facilitar la apertura sensorio-emocional-motora del paciente, y poder trabajar lo dañado y congelado con  la ayuda del cuerpo del terapeuta”

Tendrás acceso a todo el material teórico, a terapia con las técnicas en régimen presencial e individual y te  asegurarías de la validación del  método para tu práctica profesional. Conseguimos entre todos, hacer trabajo de validación científica, en la medida de lo posible.

Para que esto sea así, se requieren profesionales seniors a los que les motive participar en un proyecto de reflexión. También que deseen participar en las experiencias terapéuticas presenciales, y la medición y evaluación de resultados.

El método de aprendizaje es esencialmente un proceso de intercambio de experiencias, impresiones, sugerencias, puntos de vista diferentes, etc,… Nos  aportan más y más conciencia de la labor del profesional de la psicoterapia. Como no puede faltar en un aprendizaje que se precie, incluye “terapia”, es decir experimentar las técnicas y comprobar cómo te curan a ti.

Se contempla que se verifiquen las 3 fases que están descritas en la Guia, en un periodo no superior a 6 meses. Inicialmente testeamos con cuestionarios, debate online y análisis. Verificamos donde está posicionada cada persona en cada uno de los 6 objetivos que se pretenden conseguir. Y durante 6 meses se hacen intervenciones regladas.  Al final del experimento hay una fase grupal, donde los intervinientes en la experiencia puedan conocerse y  trabajar juntos.

Estos son los pasos:

  1. Los documentos de trabajo que se facilitan, así como la discusión teórica de los mismos no tienen coste. Tampoco tienen coste las evaluaciones y mediciones.  Se harían en la modalidad chat de Google Drive.

  2. En un segundo paso, ya maduros los conceptos, se incluye terapia individual presencial. El ritmo que se aplica es el deseable para el profesional y se miden y evalúan los resultados.

  3. En el tercer paso hay más entrega de material teórico y discusión. Sin coste.

  4. El cuarto paso tiene de nuevo terapia individual presencial, al ritmo que sea conveniente, con medición y evaluación de resultados.

  5. Están prevista entre 10  y 15 sesiones de terapia individual-presencial de hora y media de duración durante todo el proyecto. Esto, si tiene coste y es de 60 euros la hora.

  6. El quinto paso, incluye terapia grupal monitorizada con todos los sujetos experimentales presentes.

  7. Evaluación final de resultados con cuestionarios. Sin coste.

  8. Y tu compromiso y hasta donde quieras llegar solo dependerá de tus ganas y disponibilidad.

A continuación detallo un índice de los temas que se trabajan en este proyecto:

Introducción. Esquema de Trabajo CATR. Conceptos utilizados.

Explicación de Objetivos: Autorregulación e Independencia, Seguridad y Autoestima, Reconocimiento y Aceptación. Instrumentos  de medición y Evaluación.

Fase I. Trabajo con el Carácter:  El trabajo con los “personajes del paciente”.  Identificar al Yo dañado. Seguridad y Apertura del Profesional. Evaluación.

Fase II. Trabajo de Reparación del Apego:  ¿Y qué es dejarse usar por el paciente?  ¿Y la sexualidad?  La clave de la reparación es a través de experiencias de apropiación de la figura de cuido. Evaluación.

Fase III. Desensibilización del Trauma Relacional: Generalidades. Una aplicación práctica de la Intervención. Resultados. Evaluación.

Citas de autores e investigadores y Aplicaciones de CATR en las sesiones.

Resultados de la investigación (en desarrollo).

 

Te sugiero tener una entrevista personal o por skype para explicarte como sería.

Llámame al teléfono 954584433 o escribe a juangonzalez@psique-psicologosevilla.es